Las piernas de los futbolistas

Como ya he comentado más de una vez, yo empecé a ir al fútbol hace más de 20 años. En aquella época empezaba a ser habitual la presencia de mujeres en los campos de fútbol aunque aún éramos pocas. Como no podía ser de otra manera, esta intromisión femenina en un territorio sagrado de los hombres no podía pasar sin que muchos de estos defendieran a capa y espada su feudo. Una de las “perlas” más utilizadas por los varones para desprestigiar la presencia femenina en los estadios era la de: “vosotras solo venís para verles las piernas a los futbolistas”. Me voy a detener en esta frase. ¿Las piernas de los futbolistas?, pero, ¿acaso las piernas masculinas son atractivas? Imaginaos una conversación entre dos amigas: –He conocido a un chico. Es alto, guapo, inteligente… Como tenga las piernas bonitas ¡es el hombre de mi vida!–. Suena tan ridículo como es.

El caso es que la época de ese curioso comentario fue pasando, pero el sentimiento aún perdura mucho más de lo que la mayoría reconocería. No hace mucho, hablando con un chico de mi afición al fútbol y mi vocación periodística, me pregutaba: ¿pero te gusta el fútbol o los futbolistas? ¡Pues anda, vaya pregunta! Me gusta el fútbol y también los hombres. Lo que no alcanzo a entender es por qué me tengo que justificar por mi afición al deporte. Cuando un hombre va al cine nadie le pregunta ¿pero te gusta el cine o las actrices? o, por ejemplo, ¿te gusta la televisión o las presentadoras? Quizás algunas personas se sientan tan deslumbradas por la belleza que sean incapaces de apreciar ningún aspecto más allá de esta, pero creo que esto no suele ser así para el común de los mortales.

Este sentimiento de posesión masculino en todo lo relacionado con el deporte se aprecia especialmente en los medios de comunicación. Un ejemplo: hace poco vi un reportaje en televisión sobre una piloto de Fórmula 1 española llamada María de Villota. Este reportaje comenzaba con las palabras: “Este bellezón…”. Importante dato, el de su belleza, en relación con su profesión. ¿Alguién se imagina a Susana Guash, a pie de campo, diciendo “estoy con el chulazo de Fernando Llorente…”? o ¿a María Escario dando la noticia de “el fornido Rafa Nadal ha vuelto a ganar”? Es cierto que actualmente hay muchas mujeres en el periodismo deportivo pero el filtro que hay que superar para llegar hasta ahí es el de una muy buena presencia, una profesionalidad y un rigor en el tratamiento de las noticias muy por encima del que se les exige a sus compañeros.

A día de hoy, en esta España “moderna” que enarbola la bandera de la igualdad, con Ministerios y Consejerías creadas para tal fin y con la paridad por decreto, estamos peor que hace 20 años. No solo no ha habido un progreso real en este tema, sino que nos hemos estancado en un conato de evolución al que hemos dado ingentes cantidades de maquillaje para que “dé el pego” dentro del nuevo periodismo deportivo que está más cerca del circo que del deporte.

La verdad es que un futbolista puede ser guapo y jugar bien al fútbol así como una futbolista puede ser guapa y jugar bien al fútbol. También hay periodistas buenos y malos, guapos y feos; ellos y ellas… Nada que ver las churras con las merinas.

En un mundo menos hipócrita una persona no tendría que justificar sus aficiones o su puesto de trabajo más allá de los méritos profesionales del día a día o de su formación.  Yo mientras tanto, seguiré trabajando para llegar a ser una periodista deportiva seria, seguiré disfrutando del fútbol y de otros deportes y me seguirán gustando los hombres. Eso sí, mientras el balompié siga haciendo honor a su nombre, no le perderé la pista a las piernas de los futbolistas que crean esa magia que hace vibrar por igual a hombres y mujeres.

Información adicional:

 Sobre María de Villota: http://www.vavel.com/formula1/marussia/115581-maria-de-villota-firma-con-marussia-como-piloto-de-pruebas.html

About these ads

10 pensamientos en “Las piernas de los futbolistas

  1. Estoy de acuerdo, pero añado, en el mundo en el que vivimos, la imagen, y lo que venda esa imagen es importante, muy a mi pesar, claro. El futbol es el futbol, o balompié, si queremos aupar el lenguaje castellano, pero no sería tal sin esa imagen. Se hace grande con lo que vende, lo que permite mejores jugadores y más caros, con lo que se hace más grande….. y así un bucle “quasi” infinito… En definitiva, hoy por hoy y desgraciadamente, la imagen en todos los aspectos de la vida, cuenta más de lo que debiera. Diego dixit!

  2. Hombre, lo de la imagen del fútbol, es algo relativo. A mí me parece que la imagen actual del fútbol, al menos en España, deja mucho que desear. Más aún, ahora que ha salido a la luz todo lo que los clubes deben a Hacienda. Pero además está el hecho de que la imagen de los que nos venden el fútbol, también es lamentable. Es ahí donde me centro especialmente, por interés particular, claro está. Muchas gracias por tu comentario Diego.

  3. Creo que tienes razón en todo menos en lo del filtro que dices que tienen que superar las mujeres. Tal y como está hoy la información “deportiva”, parece ser que una cara bonita es suficiente. Para contar que Ronaldo ha hecho un anuncio o como se peina Neimar, tampoco hace falta más. Eso es lo que daña la imagen de las periodistas deportivas. Apenas se las toma en serio. Luego están las niñatas que se ponen a llorar porque ven a Casillas o a cualquier otro, como si fuera un Justin Beaver de estos. Por tontas de esas, aún hoy hay hombres que no entienden que nos guste el fútbol. Y ciertos comentarios en las redes sociales, que tampoco ayudan.
    Pero pasa en el fútbol y en casi todos los deportes.

  4. Con respecto a lo de las periodistas deportivas está claro que no se las toma en serio. Si ves algunos programas deportivos, mientras ellas intentan hablar de los partidos y del fútbol, los compañeros se pueden permitir el lujo de hablar de todas las chorradas del mundo y divagar que nadie les va a recriminar nada.
    Lo de las niñas que se ponen histéricas por Ronaldos and Companys no pasa solo en el deporte, pasa con los músicos, actores, etc. Son las hormonas…
    Y lo de los mensajes en las redes sociales, no sé si te refieres a los que ponen las fans, las periodistas, ellos… Pero yo personalmente quiero poder decir que David Beckam está tremendo y también que es un gran futbolista, sin que nadie dude de mi criterio por ello. Scarlett Johansson es una preciosidad y también una gran actriz y esta afirmación no le resulta extraña a nadie.

  5. Una pequeña puntualización: quiero poder decir que Beckam está tremendo pero desde luego no como periodista ni delante de una cámara o un micrófono, si no como mujer a pie de calle. El periodismo deportivo es para hablar de deporte, que a día de hoy se confunde demasiado a menudo con la prensa rosa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s